Estiramiento estático vs estiramiento dinámico

El estiramiento es una parte fundamental en nuestras actividades diarias que ayuda a mantener nuestros músculos fuertes y flexibles, por lo que es importante saber cómo y cuándo realizar esta actividad; si te interesa conocer más sobre este tema, continúa leyendo que tenemos mucha información para ti.

¿Qué es el estiramiento?

Empecemos por la pregunta obligada, ¿qué es el estiramiento?

Se trata del ejercicio físico que sirve para estirar y calentar los músculos, y cuya función es evitar lesiones, mejorar la flexibilidad y el rango de movimiento de una persona.

Se enfoca principalmente en los músculos y tejidos, su propósito es preparar al cuerpo para realizar una actividad física, o incluso servir de apoyo para la reducción de tensión muscular, relajación y que, de esta manera, se llegue más rápido a conseguir una rehabilitación luego de cualquier incidente.

Este tipo de entrenamiento se divide en dos vertientes, el estiramiento estático y el dinámico, cuyas técnicas y aplicaciones son distintas de acuerdo con la actividad que va a realizarse a continuación y que son de mayor apoyo a los músculos cuando vamos a realizar un ejercicio de alto impacto para que estos se mantengan saludables.

Aquí te explicamos las diferencias:

Estiramiento estático

Implica mantenerse sobre una misma posición durante un periodo prolongado, se realiza de manera pasiva, es decir, que no necesitamos hacer algún movimiento adicional, tan solo mantener la posición indicada por lapsos de alrededor de 30 segundos y posteriormente modificar la postura.

Su uso se indica principalmente para:

  • Después del ejercicio, para reducir la tensión muscular y promover la relajación.
  • Aumentar la flexibilidad en general.
  • Reducir estrés, como luego de periodos largos de haber estado sentado o en una misma posición.
  • Antes de realizar actividades que requieran mayor flexibilidad, como el yoga o la danza.

 

En general, podemos decir que se recomienda cuando tus actividades no requieren de tanto esfuerzo físico, pero sí que es necesario preparar al cuerpo para un movimiento constante.

Estiramiento dinámico

A diferencia del estiramiento estático, se trata de una serie de movimientos más rápidos que preparan al cuerpo para actividades físicas más pesadas y prolongadas.

Su objetivo principal es calentar los músculos, por lo que las extremidades suelen estirarse y contraerse de manera periódica y activa utilizando la fuerza.

Se prefiere este tipo de estiramiento para:

  • Antes de una actividad deportiva o entrenamientos intensos, como los que llevan los futbolistas.
  • Mejorar la activación muscular y la coordinación.
  • Antes de alguna competencia que requiera mucho esfuerzo físico, como la gimnasia.

 

Este tipo de estiramiento es muy recomendado ya que aumenta la temperatura muscular y el flujo sanguíneo, lo que ayuda a mejorar el rendimiento y prevenir lesiones.

Aunque tienen grandes diferencias, es recomendable hacer uso de ambos tipos de estiramiento para mantener una vida activa y saludable; recuerda escuchar a tu cuerpo y darle el acondicionamiento que necesita para que tus actividades sean placenteras y diversas.

Compartir post:

Más artículos

Natación como Rehabilitación

La natación, además de ser un ejercicio refrescante y placentero, se ha establecido como una herramienta valiosa en la rehabilitación de diversas lesiones.

Frío y Dolor Articular

Con la llegada del clima frío, es común escuchar a muchas personas expresar que sus dolores articulares empeoran.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿Te puedo ayudar?